Archivo de la etiqueta: Truman Capote

Sangre fría, corazones helados.


Si me preguntaran de qué va el libro de “A sangre fría” diría que trata de la exterminación por el mero gusto de destruir de una familia que es la encarnación del sueño americano. A mis ojos este libro es una crítica mordaz a todos los estamentos de la sociedad americana donde lo irracional, iracundo y demencial irrumpe en el orden próspero y comedido de la familia Clutter. El libro narra el choque brutal de dos formas de vida en la inmensa amplitud del medio oeste americano.

Por un lado la familia Clutter vive la vida como un deber, sus vidas son construcciones que responden a un modelo ético y tienen un sentido comunitario de las relaciones. Viven su vida como un sistema autónomo y autogestionado donde mantener las relaciones sociales se vive como un deber y el no sostener los roles sociales se vive como una infidelidad a ese sistema (por ejemplo la señora Clutter se siente culpable al ser autónoma en uno de sus tratamientos). La familia Clutter se nos presenta en un ambiente de sospecha e indefinición (El señor Clutter no desea que Nancy siga la relación con su novio, por otro lado Nancy se pregunta si el padre fuma etc..) Parecen realmente cuatro individuos aislados cada uno del otro y que tienen en común el apellido pero poco más. En ellos parece no latir la vida, sino que representan la eficacia, la cordura o al menos los intentos de la misma.  Son personajes de corazones helados,  iguales en su haz y envés,  gélidos e inamovibles.

Frente a ellos el sentido de la supervivencia y el nomadismo de Perry y Dick, comportándose como los eternos fugitivos de unas vidas que no han elegido, y tras el asesinato infame huyendo de sus consecuencias. Perry busca un ideal en la vida, pero proyecta ese ideal en otras personas más poderosas que él, en quienes confía y a quienes otorga el cetro de su existencia: Dick es ese ídolo, y como tal, vive por y para si mismo, hedonista y psicópata. En Dick busca Perry el calor del reconocimiento, el lugar donde conseguir cobijo ante las intemperies de la vida, aunque el peaje a pagar sea tener “sangre fría”.  Perry es el verdadero foco de interés de la crónica. Capote va descomponiendo el personaje de Perry a través de todas las caras de su persona: la relación con el padre, con la hermana… manifestándose desde fuera como un hombre contrahecho de mil caras y reflejos donde nunca vemos una motivación abstracta: el deseo de explorar nuevos mundos y encontrar tesoros, ampliar su cartografía mental, aprender y comprender, pero, tristemente para él, con sus medios paupérrimos su vida es solo subsistir. Veremos en Perry una compasión básica ,animalesca, quizás basada en más en el deseo sumiso de agradar, que en el comprender el verdadero sufrimiento de los otros.

De este modo la familia Clutter queda reflejada ( a pesar de los múltiples testimonios de toda la comunidad) como unos personajes planos y ambiguos frente a las múltiples facetas y honda dimensión humana y cálida que se le atribuye a Perry.

Bien, este libro se inscribe en la corriente del Realismo Americano, de este modo vemos escenas caústicas como la escena en que un grupo de vecinos se dedica a limpiar la sangre del crimen, así como el hecho de que la pareja aproveche que toda la familia está reunida por el funeral para celebrar la boda. Ésta última anécdota nos hace entender que la familia Clutter entiende la familia como una secuencia de actos sociales comunes pero no como la construcción de la historia afectiva y de roles que definen el sustrato del individuo.

Por otro lado el hecho de que el género sea una crónica periodística nos hace ver licencias que serían imperdonables en una novela, por ejemplo que aparezcan personajes o secuencias que luego no tienen ninguna función estructural en la narración. Así como pasajes excesivamente explicativos (descripciones de ciudades o lugares geográficos, prolija exactitud en las fuentes) que promueven la idea de veracidad absoluta. Para mi gusto el texto final es demasiado denso y condensado con demasiados flecos estructurales y concatenaciones causales absurdas (la forma de encontrar a los asesinos, la radio, el hacerse un seguro de vida horas antes de morir) que solo pueden justificarse por basarse en un hecho real. Para mi gusto yo prefiero las novelas como una sinfonía donde hay altos y bajos y se alternan los ritmos narrativos, así como la alternación de detalles con las escenas de tensión ( aquí todas las escenas son densas y parecen las que van a resolver la expectativa del lector de cómo puede cometerse tal atrocidad)

Finalmente las recomendaciones:

Para las que han disfrutado con esa vida vagabunda y épica a través de los paisajes americanos: En el Camino de Jack Kerouack y para las que disfrutan con el realismo americano y los retratos caústicos de la sociedad de clase media: Vidas Cruzadas de Carver.  ! A seguir leyendo!

Anuncios

En el Club de Lectura leemos “A sangre fria”


Dentro del ciclo destinado a la novela americana leemos: A sangre fría

Este mes en el Club de Lectura leemos a Truman Capote y su novela “A sangre fria” hito del llamado “nuevo periodísmo”. Os informamos que se encuentra en la Biblioteca la película sobre el autor y el proceso de creación del libro “Capote”, ganadora del Oscar al mejor actor.

Fecha de entrega: 27 de octubre
Fecha de devolución: 25 de noviembre

Sinopsis:
El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran, aparentemente, inmotivados, y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes. A partir de estos hechos, y tras realizar largas y minuciosas investigaciones con los protagonistas reales de la historia, Truman Capote dio un vuelco a su carrera de narrador y escribió “A sangre fría”, la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo xx. Capote sigue paso a paso la vida del pequeño pueblecito, esboza retratos de los que serían víctimas de una muerte tan espantosa como insospechada, acompaña a la policía en las pesquisas que condujeron al descubrimiento y detención de Hickcock y Smith y, sobre todo, se concentra en los dos criminales psicópatas hasta construir dos personajes perfectamente perfilados, a los que el lector llegará a conocer íntimamente. “A sangre fría”, que fue bautizada, pionera y provocativamente, por Capote como una «non fiction novel», es un libro estremecedor que, desde la fecha misma de su publicación, se convirtió en un clásico.

EL AUTOR: TRUMAN CAPOTE

Truman Capote (nacido Truman Streckfus Persons y tras ser adoptado por su padrastro cubano llamado Joe García Capote) (*Nueva Orleans, 30 de septiembre de 1924Los Ángeles, 25 de agosto de 1984) fue un periodista y escritor estadounidense, principalmente conocido por su novela-documento A sangre fría (1966) y por Desayuno en Tiffany’s (1958).En su infancia vivió en las granjas del sur de los Estados Unidos y, según sus propias palabras, empezó a escribir para mitigar el aislamiento sufrido durante su infancia.  A los 17 años ya era un consumado periodista: trabajaba para la revista The New Yorker. Con 21 años abandona la revista y publica un relato –Miriam– en la revista Mademoiselle, que se hace acreedor al Premio O’Henry. La crítica lo aplaude sin reservas y lo considera un discípulo de Poe. En 1948, a los 23 años, publica su primera novela, Otras voces, otros ámbitos, una de las primeras en las que se plantea de forma abierta el tema de la homosexualidad. Otras novelas suyas serían: El arpa de hierba (1951) y Se oyen las musas (1956), además de la famosa Desayuno en Tiffany’s (1958), que también sería adaptada al cine por Blake Edwards, con Audrey Hepburn en el papel de Holly Golightly.

En 1966 crea A sangre fría que será su trabajo más celebrado. Con ella acuñaría el término non-fiction-novel, creando un referente para lo que luego sería el nuevo periodismo estadounidense. La novela, publicada tras 5 años de intensa investigación, cuenta el suceso real del asesinato de la familia Clutter, y es llevada al cine en 1967 por Richard Brooks. Del libro se venderían más de trescientos mil ejemplares, permaneciendo en la lista de los libros más vendidos del New York Times durante treinta y siete semanas.

Sus relaciones con el cine se extendieron además a la escritura de guiones, entre los que destaca el de ¡Suspense!, de Jack Clayton (1961). Incluso interpretó un papel en Un cadáver a los postres (Robert Moore, 1976).En la década de 1950 reanudó su actividad periodística, realizando entrevistas para la revista Playboy.

Uno de los más excéntricos personajes de Truman Capote fue él mismo. Su éxito literario fue acompañado de un gran éxito social, lo que le permitió tratar con intimidad a buena parte de la aristocracia neoyorquina de su época. Sus relaciones con la alta sociedad se rompieron definitivamente cuando publicó algunos capítulos de su novela inconclusa Plegarias atendidas, en la que aireaba vivencias íntimas de algunos sus amigos más famosos apenas disfrazados de personajes de ficción. Él hablaba de esta novela como de su gran obra, para la que había tomado como modelo al En busca del tiempo perdido de Marcel Proust.

En el desgarrador autorretrato del autor y su imaginario gemelo, de su libro Música para camaleones, decía de sí mismo: “Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio.”, frase que desde entonces se asocia con él. Este libro, último de su bibliografía, es una brillantísima colección de entrevistas, con un relato central, Handcarved Coffins, una clara representación del espíritu periodístico del autor. Es también conocido por la semblanza que realiza de Marilyn Monroe en la entrevista titulada Una adorable criatura.

También escribió, entre otros: la colección de cuentos Un árbol de noche y otros cuentos (1949), el libro de viajes Color local, el cuento Una Navidad y la colección de entrevistas El duque en sus dominios.
Su depresión lo llevó a un proceso de autodestrucción, dependiendo cada vez más de los psicofármacos que, combinados con el alcohol, deterioraron su salud y sus relaciones con todos sus amigos, hasta morir por sobredosis en 1984. Sus restos se encuentran en el Cementerio Westwood Village Memorial Park de Los Ángeles, California

Puedes ver aqui el trailer de la pelicula“Capote”