Archivo de la categoría: Comentarios del Club

Comentario a La piel del cielo


“LA PIEL DEL CIELO”

Vista del Volcán Popocaltepelt

Foto: Vista del volcán Popocaltepelt, un protagonísta más del libro

Hemos leído esta vez el libro de La piel del cielo de Elena Poniatowska que cuenta la peripecia vital de Lorenzo de Tena, nacido en la década de los veinte. Es hijo de madre soltera y de un señorito, y por su brillantez traba mistad con los hijos de la clase más acomodada. Inteligente desde su niñez, Lorenzo De Tena sobresale de entre sus compañeros de clase, pero su carácter inconformista, rebelde y cuestionador de la vida le apartan del destino que se abre ante él como miembro de las clases dirigentes. Lorenzo hace ostentación de su mal humor y de cierta paradójica incapacidad para apreciar la dimensión más cercana, la de su entorno, en beneficio de un talento excepcional para observar las estrellas.

La lectura ha sido algo densa ya que se abusaba de los nombres propios en perjuicio de las descripciones, y ciertos capítulos parecían no tener relación entre sí, como si cada uno de los hechos prinicipales de su vida no crearan una cadena causal y significativa globalmente, sino que fueran episodios meramente acumulaticios.

Quizás el libro se resuelva en las primeras 70 páginas donde todo rezuma humus, tierra y animalidad; donde se habla de unos niños criados entre el aroma del pan, el descifrar de las estrellas y el amor a los animales domésticos. El ansia de estos niños por conocer lo límites del mundo se fractura con la muerte de la madre, y  se ven arrojados a la realidad de las convenciones sociales, a la imperfección e inmundicia humana. Para el protagonista la confrontación con su horfandad resultará la aversión al género humano para sumergirse en su pasión por la astronomía.

El texto muestra la dicotomía de un país que mira al cielo del desarrollo económico que promete EEUU y el mundo anglosajón, y hunde sus pies en la tierra de un mundo principalmente indígena cuya sabiduría ancestral se hunde en la noche de los tiempos pero es incapaz de definirse o ejecutarse con la nueva ciencia.

Una compañera ha comentado la riqueza del texto si uno ha visitado México, el visualizar los paisajes, recordar los siguientes lugares le ha servido como inspiración y ha disfrutado muchísimo.

Quizás en la novela esperábamos algo más, al prometer en la sipnasis la fusión del conocimiento tradicional de las culturas precolombinas con la ciencia moderna encarnado en el destino de un hombre a quien su madre le transmitió el amor por la tierra. Sin embargo el protagonista pequeño-burgués intelectualoide que se asquea de la realidad política y ecónomica es un esteotipo demasiado fecundo y trabajado en la narrativa del Boom hispanoamericano, y que en un texto del año 2001 ya no aporta demasiado.  Hubiéramos necesitado algo más de ese olor a tierra y a enigma indescifrable que es la vida y el cosmos y algo menos del espíritu amargado y cínico de un personaje condenado a la soledad de su racinoalidad que odia la animalidad humana.

Recomendamos a Vargas Llosa en Conversación en la Catedral si lo que se busca es protagonistas de este tipo y los libros de La soledad de los números primos y El frío modifica la trayectoria de los peces para comprender la soledad del investigador de ciencias tan metido en su mundo que se ve superado por las emociones y las contradicciones humanas.

Anuncios

JANE AUSTEN Y LAS HERMANAS BRONTË


Hemos leído el libro “Querida Jane, Querida Charlotte” de Espido Freire

Fotograma de "Orgullo y prejuicio" basada en el libro de Jane Austen

En el libro queda patente su amor y pasión por estas escritoras y en principio su intención es “resolver el enigma de estas cuatro mujeres solteras y pobres, autodidactas, con mala salud, aisladas en el campo en un siglo que no potenció ni mucho menos sus inquietudes intelectuales, y que murieron antes de cumplir los cuarenta dejando una decena de novelas dignas de hacerse un hueco en los anales de la literatura universal”

Sin embargo esta intención es ambiciosa y casi todas las participantes afirmamos que le falta nitidez al texto. En primer lugar la narradora no elige un punto de vista determinado ya que hay ambigüedad sobre si se siente identificada con las escritoras o no en su oficio; hay simplemente algunos destellos y hubiera sido interesante que se hablase más del oficio de escritora en la actualidad. El género tampoco queda claro: no se sabe si es un ensayo, un libro de viajes, un epistolario, tal y como promete el título, o un diario. Si tomamos el libro como ensayo, el texto se queda corto, ya que de las obras de Jane Austen se habla a grandes trazos, y si no la conoces no hay descripciones exhaustivas que nos permitan ir calentando motores antes de leer los textos de ficción. Por otro lado si es un libro de viajes sobre los lugares que inspiraron la literatura de estas escritoras también queda empobrecido debido a que es una acumulación de anécdotas comunes a cualquier viaje (una pensión siniestra, un viaje en tren, etc)

Lo que más nos ha gustado a todas ha sido atravesar los paisajes de las hermanas Brontë ya que es muy estimulante leer acerca de los paisajes y de la crianza tan particular que tuvieron dando total libertad a su fantasía.

En realidad el libro ha sido una excusa perfecta para introducirnos en el enrevesado mundo de relaciones femeninas de la época, llenas de trabas sociales y emociones desbocadas. Si bien creo que el que esté buscando tramas psicológicas profundas debe ir directamente a Henry James ( respecto de Jane Austen). A las hermanas Brontë  les debemos el ser las precursoras de un género híbrido entre la narrativa, la poesía y los símbolos populares: todo un tesoro literario cuya estirpe continúa en escritoras tan singulares como Única Zurn o Menchu Gutierrez.

Lisístrata: comentario


image

COMENTARIO DEL CLUB DE LECTURA

El día 24 de Febrero nos hemos vuelto a reunir para comentar la lectura de “Lisístrata”, como siempre ha sido una reunión muy agradable y nos hemos alegrado de volvernos a encontrar ya que cumpliremos en la próxima sesión nuestro primer aniversario.

El argumento de Lisístrata es bien conocido: las mujeres de Atenas se abstienen bajo juramento de tener relaciones sexuales para obligar a los hombres a que cese la guerra. Los hombres incapaces de mantener semejante ayuno ceden y pactan la paz con Esparta. El texto ha sido un poco farragosos en su lectura ya que obedece a la estructura clásica de la tragedia griega, con los coros, y otras escenas previstas, que, sin embargo, hoy día no nos son propias a la hora de leer teatro. Todas hemos coincidido en la plena actualidad del tópico de mujeres versus hombres y hemos admirado como a través de metáforas domésticas y sentido común las mujeres de Grecia lucharon en esta ficción de forma pacífica y eficaz.

Comentadas las hilarantes obscenidades y valorado la situación de géneros, hemos relacionado esta lectura con el género actual de libros que enmarcan las reflexiones existenciales en el Gyneceo ( ámbito doméstico-femenino) cuyo máximo exponente es “El tiempo entre costuras” , y que está teniendo muchísimo éxito de lectores.

En palabras del ruiseñor


En palabras del ruiseñor, comentario del club

Ayer, 20 de enero, celebramos la tertulia sobre “Matar a un ruiseñor” de Harper Lee.

El libro, aunque algo extenso, resultaba ameno y de fácil lectura. La historia, dividida en 2 partes, se enclava en la América rural sureña de los años  30. Trata varios temas interesantes como la educación, el racísmo, la religión (con sus difentes corrientes metodistas, baptistas…) la aplicación de la justicia, el papel de la mujer…

Esta historia se cuenta a través de la narración de una de sus protagonistas “Scout” Finch, cuando era niña.Y se centra en una serie de episodios que determinaron la educación de ella y su hermano,Jem; a cargo de su padre Atticus, abogado encargado de la defensa de Tom Robinson, un negro de Maycomb acusado de violar a una blanca.

"Matar a un ruiseñor"

COMENTARIOS:

·         “Scout la protagonista me parece una niña un tanto precoz para su edad. Habla como un adulto, no como una niña de 6 años.”
.         “La niña, es la escritora y Dill, es Truman Capote y cuenta un episodio real, tal y como ella lo recuerda”
·         “Es el entorno el que define la educación, manera de hablar, expresarse…de una persona. Ella vive en un entorno que le define.”
.         “La niña odia la escuela, perfiere la educación del padre, viste de chico y las labores que le quieren inculcar no son lo suyo. Al final incluso la tía de los niños evoluciona, también por su entorno, y es ella la que le da el peto y todo”
·         “El padre es un personaje noble con valores y aunque a todo el mundo le parece que educa mal a sus hijos, la niña va vestida de chico…, andan con negros, piojosos…y metiéndose en líos, a mí me parece que los educa muy bien.”
·         “Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final pase lo que pase”
·         “Veo 2 partes diferenciadas, la primera dónde se exaltan los valores humanos, la infancia, la familia…Y una segunda más centrada en el juicio, el racismo y la realidad.”
·         “Nos retrata una sociedad de castas. El padre nos parece extraordinario porque pertenece a un estatus, que hace que la gente lo valore. “

·         “Jamás dejaba escapar la ocasión de señalar los defectos de otros estratos sociales, para mayor gloria del nuestro…tiíta es incorregible saca al sol los trapos sucios de la mayoría de los habitantes de Maycomb…”
·         “Nos damos cuenta que la abolición de la esclavitud es falsa, los juicios americanos los conocemos muy bien, lo que no sabemos es como son los de aquí.”
·         “Retrata una sociedad donde las mujeres son asexuales, no pueden tener deseos y mucho menos por un negro.”

·         “El caso es que los “lavadores de pies” creen que las mujeres son por definición, la encarnación del pecado.”
. “El libro empieza en la escena que acaba, como en una película. Empieza contándonos que Jem sufrió un cacidente, y al final del libro sabemos que pasó”
·         “Pienso que tiene escenas muy bien escritas y los personajes están bien realizados con unas pinceladas nos aparecen en toda su dimensión. Sólo por la escena donde los niños impiden el linchamiento del negro se merecía el Pulitzer. Aunque hay escenas notables como la de la vecina a la que iban a leer o la de las damas del te…”
·         “Una turba, cualquiera que sea, siempre está compuesta por personas. Anoche Cunningham formaba parte de una turba, pero, aún así, seguía siendo un hombre.”
·         “El libro habla sobre el racísmo. El juicio es una farsa aunque el abogado haga lo que haga ya se sabe lo que va a pasar, ahora es igual. No había nada que hacer.”
·         “Pero ¿esperar un negro? No caramba. Ya sabes como son…En ellos siempre aflora el salvaje que llevan dentro”
·         “Doce hombres buenos, e íntegros lo habían juzgado y sentenciado, mi padre había luchado en su favor en todo momento. Entonces comprendí lo que quiere decir el Sr. Underwood. Atticus había empleado todas las armas de que disponía un hombre libre…pero en los tribunales secretos de los hombres Atticus no tenia ninguna posibilidad. Tom era hombre muerto desde el momento en que Mayella Ewell lo había señalado con el dedo.”

 

De qué huimos, qué perseguimos


Comentario del Club de Lectura de La boca llena de tierra

Comentario del jueves 16 de diciembre en el Club de Lectura de Roncal. Para  finalizar os colgamos “Ausencia” de Goran Bregovich prologista de la obra.¡Que lo disfrutéis!!!

De qué huimos, qué perseguimos

Hemos leído esta vez el libro La boca llena de tierra.

El libro es tremendamente original al ser su tema principal una dinámica, aquí no leemos sobre la profundidad psicológica en los caracteres, ni recreación en la trama, lo que aquí se narra es una dinámica humana, que todos reconocemos e identificamos: el Odio, en todas sus variantes y posibilidades: la aversión, el rechazo, el miedo.

Los personajes son simplemente los polos opuestos de ese movimiento, de ese fluir. En un extremo el personaje que rechaza, que huye, en el otro extremo los personajes que buscan, que persiguen. Siempre en una baile equidistante y futil, que nunca está encaminado a fusionarse sino que su destino es mantener la distancia y la tensión entre sí. Es una dinámica humana que todos reconocemos e identificamos. Además propone dos variantes, el odio íntimo y el odio colectivo: hay una contraposición entre la aversión de uno mismo hacia su interior (el personaje que rechaza su enfermedad y prefiere morir) y la aversión de la masa comportándose de forma impune y anónima siempre sedienta de un enemigo externo a quien poder atribuir el ser las causa de sus males.

La dinámica de la huida sucede en un lugar arquetípico: el tren que conduce a la ciudad se deja de lado y se atraviesa el bosque. Y es en ese bosque donde tiene lugar la catarsis. El que ha emprendido la huida siente el peso de la amenaza sobre si mismo (la enfermedad, la muerte), mientras que desde fuera los otros humanos interpretan la huida como una declaración de culpa, empieza entonces el baile de la persecución. Para uno mismo los otros son su amenaza, para los otros el extraño individuo que irrumpe en el bosque es la amenaza. Así la amenaza teñida de odio y sospecha mutua es el tema metafísico de este texto.

El nudo de la situación de la intuición básica del perseguido de que “Tenía que irse con el amor, no con el odio. La fuerza no era de encono, sino de la más bella desesperación” (pág.35) y de ese modo logra transformar la huida y la persecución, primero frenándola con su propio odio, y luego trascendiéndola con el amor hacia ese momento. Así la búsqueda de su salvación en el bosque se le revela “descubriéndole que el sentido de la existencia humana estaba antes que nada, en el amor y en la belleza, es decir, en todo aquello que en esa imagen fea y ya palidecida de su vida ya no existía” (pág.72).

En resumen se trata de un un texto inquietante que provoca tras su lectura la atmósfera de todo aquello que nos es extraño y confuso, pero tras lo lo que intuimos una verdad sólida y brutal, irrefutable y necesaria.

Para finalizar os colgamos “Ausencia” de Goran Bregovich prologista de la obra. ¡Que lo disfrutéis!!!

Sangre fría, corazones helados.


Si me preguntaran de qué va el libro de “A sangre fría” diría que trata de la exterminación por el mero gusto de destruir de una familia que es la encarnación del sueño americano. A mis ojos este libro es una crítica mordaz a todos los estamentos de la sociedad americana donde lo irracional, iracundo y demencial irrumpe en el orden próspero y comedido de la familia Clutter. El libro narra el choque brutal de dos formas de vida en la inmensa amplitud del medio oeste americano.

Por un lado la familia Clutter vive la vida como un deber, sus vidas son construcciones que responden a un modelo ético y tienen un sentido comunitario de las relaciones. Viven su vida como un sistema autónomo y autogestionado donde mantener las relaciones sociales se vive como un deber y el no sostener los roles sociales se vive como una infidelidad a ese sistema (por ejemplo la señora Clutter se siente culpable al ser autónoma en uno de sus tratamientos). La familia Clutter se nos presenta en un ambiente de sospecha e indefinición (El señor Clutter no desea que Nancy siga la relación con su novio, por otro lado Nancy se pregunta si el padre fuma etc..) Parecen realmente cuatro individuos aislados cada uno del otro y que tienen en común el apellido pero poco más. En ellos parece no latir la vida, sino que representan la eficacia, la cordura o al menos los intentos de la misma.  Son personajes de corazones helados,  iguales en su haz y envés,  gélidos e inamovibles.

Frente a ellos el sentido de la supervivencia y el nomadismo de Perry y Dick, comportándose como los eternos fugitivos de unas vidas que no han elegido, y tras el asesinato infame huyendo de sus consecuencias. Perry busca un ideal en la vida, pero proyecta ese ideal en otras personas más poderosas que él, en quienes confía y a quienes otorga el cetro de su existencia: Dick es ese ídolo, y como tal, vive por y para si mismo, hedonista y psicópata. En Dick busca Perry el calor del reconocimiento, el lugar donde conseguir cobijo ante las intemperies de la vida, aunque el peaje a pagar sea tener “sangre fría”.  Perry es el verdadero foco de interés de la crónica. Capote va descomponiendo el personaje de Perry a través de todas las caras de su persona: la relación con el padre, con la hermana… manifestándose desde fuera como un hombre contrahecho de mil caras y reflejos donde nunca vemos una motivación abstracta: el deseo de explorar nuevos mundos y encontrar tesoros, ampliar su cartografía mental, aprender y comprender, pero, tristemente para él, con sus medios paupérrimos su vida es solo subsistir. Veremos en Perry una compasión básica ,animalesca, quizás basada en más en el deseo sumiso de agradar, que en el comprender el verdadero sufrimiento de los otros.

De este modo la familia Clutter queda reflejada ( a pesar de los múltiples testimonios de toda la comunidad) como unos personajes planos y ambiguos frente a las múltiples facetas y honda dimensión humana y cálida que se le atribuye a Perry.

Bien, este libro se inscribe en la corriente del Realismo Americano, de este modo vemos escenas caústicas como la escena en que un grupo de vecinos se dedica a limpiar la sangre del crimen, así como el hecho de que la pareja aproveche que toda la familia está reunida por el funeral para celebrar la boda. Ésta última anécdota nos hace entender que la familia Clutter entiende la familia como una secuencia de actos sociales comunes pero no como la construcción de la historia afectiva y de roles que definen el sustrato del individuo.

Por otro lado el hecho de que el género sea una crónica periodística nos hace ver licencias que serían imperdonables en una novela, por ejemplo que aparezcan personajes o secuencias que luego no tienen ninguna función estructural en la narración. Así como pasajes excesivamente explicativos (descripciones de ciudades o lugares geográficos, prolija exactitud en las fuentes) que promueven la idea de veracidad absoluta. Para mi gusto el texto final es demasiado denso y condensado con demasiados flecos estructurales y concatenaciones causales absurdas (la forma de encontrar a los asesinos, la radio, el hacerse un seguro de vida horas antes de morir) que solo pueden justificarse por basarse en un hecho real. Para mi gusto yo prefiero las novelas como una sinfonía donde hay altos y bajos y se alternan los ritmos narrativos, así como la alternación de detalles con las escenas de tensión ( aquí todas las escenas son densas y parecen las que van a resolver la expectativa del lector de cómo puede cometerse tal atrocidad)

Finalmente las recomendaciones:

Para las que han disfrutado con esa vida vagabunda y épica a través de los paisajes americanos: En el Camino de Jack Kerouack y para las que disfrutan con el realismo americano y los retratos caústicos de la sociedad de clase media: Vidas Cruzadas de Carver.  ! A seguir leyendo!

Comentario de “Elegia”


Comentario de ELEGIA del  Club de Lectura

Por el  Club de Lectura de Roncal (resumen de la tertulia)

Una historia íntima y universal sobre la vida un tanto gris del protagonista. Sus relaciones con el resto de personajes, sus visiones y actos de la vida, sus pasiones y decrepitudes.

Muerte, soledad, tristeza, vacío, vejez, arrepentimiento, enfermedad…son algunos de los temas que recorren y describen la narración.

Un recorrido de una vida a través de las diferentes etapas de su vida, una juventud “dichosa” y familiar que el protagonista recuerda con afecto y melancolía. Una vida adulta como tantas otras, resumida en matrimonios, trabajo, operaciones, amores…Una vejez, solitaria y melancólica, plagada de recuerdos. con el autoexámen de aquello que hicimos o dejamos de hacer, lo que podríamos seguir haciendo para vernos y sentirnos útiles…

Ese momento de la vida en el que paramos para hacer recuento , en el que echamos la vista atrás, ése es el momento del libro, resumido en: La vejez no es una batalla; la vejez es una masacre.


Philip Roth a través del libro nos muestra como el problema de la soledad se acentúa más a las personas que sólo pensaron en ellas y dejaban solos a otros: mujer, hijos,…

Refleja como los hijos con su actitud siguen patrones aprendidos de sus padres. Los hijos del primer matrimonio han vivido el desprecio de su madre hacia su padre.Su hija en cambio ha observado otra reacción en su madre y su trato es cordial y afectuoso.

En general aunque muestra situaciones bastante reales, para personas mayores resulta deprimente su pesimismo y deja claro que “Quien siembra vientos, recoge tempestades”