Despedida y cierre de la biblioteca unos dias


La biblioteca permanecerá cerrada del 11 de abril al 1 de mayo

Liburutegia itxita egongo da apirilaren 11etik maiatzaren 1era

Quería aprovechar para despedirme y daros las gracias a todas y todos  usuarios de la biblioteca por este tiempo que habéis compartido conmigo, por vuestro trato y amabilidad, ya que a partir del 2 de mayo, será mi compañera Virginia, la que se haga cargo de la Biblioteca de Roncal.

También agradeceros vuestra calurosa y cariñosa despedida de estos días en la biblioteca a la que habéis llegado con dulces, regalos, besos y sobre todo mucho cariño. ¡¡¡Os voy a echar mucho de menos!!!

Yo paso a incorporarme a mi plaza de la Biblioteca de Bera dónde estaré orgullosa de antenderos y saludaros.

Os dejo mi contacto en Bera para lo que deseéis, estáis invitadas e invitados a visitar la biblioteca de Bera siempre que queráis, no hace falta que os diga que seréis muy bienvenidas y bienvenidos.

Os dejo en las manos de Virginia, mi estupenda compañera bibliotecaria que seguro os atenderá mucho mejor que yo desde la Biblioteca de Roncal.

Recibid un fuerte abrazo desde la biblioteca de Roncal de mi parte

Mª Mar Agós

Biblioteca de Bera- Berako Libuirutegia

Eztegara Pasalekua, 9

31780 Bera

948625502

bibliber@cfnavarra.es

Aprovecho y os cuelgo un relato que me ha mandado mi compañero bibliotecario, amigo y escritor Mikel Zuza escritor de “Crónicas irreales del Reyno de Navarra” que tenéis en la biblioteca.

“Y érase que se era la bibliotecaria de un hermoso valle llamado Roncal, muy extrañada porque los osos hacía tiempo que no se pasaban a renovar los libros de cocina que se habían llevado el pasado verano. Así que con el ánimo de recuperar tan sabrosos tomos, se puso a investigar en la sección 599.7, cuáles serían las costumbres y gustos de lectores tan imponentes, y descubrió entonces que casi tanto como los libros, perdían el sentido aquellos plantígrados por los salmones que remontan los ríos más caudalosos. Y como en este reino sólo saltan esos peces muy al norte, junto a Bera, pensó que únicamente allí podían haber emigrado tales señores, y allá que dirigió sus pasos no sin hacer antes un alto para reponer fuerzas en el noble valle de Lizoain, que es lugar provisto de todo bien. Y nada más divisar el Bidasoa, como le contaron que los osos ya se habían vuelto a Roncal, lanzó el sedal que traía preparado tal y como había aprendido mirando los libros de la 799.1, y en cuanto piquen los suficientes para llenar hasta arriba una buena cesta, ha de retornar ella también alguna vez para intercambiárselos a tan desahogados animales por los libros perdidos, pues ya dijo el sabio Ranganathan que una bibliotecaria no debe nunca cejar en su empeño de recobrar los libros prestados…

Mucha suerte en tu nuevo destino, Mar ; )”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s