Archivo de la categoría: Club de lectura

Literatura francesa, clásicos, romanticismo y realismo


La literatura francesa de la mano de autores clásico sen el Club de lectura

En este ciclo de lecturas nos hemos acercado a algunos de los autores/as clásicos de la literatura mundial, y más concretamente, de la literatura francesa de los siglos XIX y XX.

Hemos leído:

Con ellos, aparte de acercarnos a 3 de los autores más conocidos del país vecino, nos hemos acercado a una literatura, la francesa, a su sociedad y sus gentes, sus escenarios, historia y geografías.

Y para profundizar en la literatura francesa y sus autores, os acercamos unos documentos  que esperamos sean de vuestro interés.
FOTO: Christine De Pisan la primera escritora francesa que vivió de su pluma, nacida en 1364


  • Literatura de Francia en Wikipedia : historia, corrientes, autores…
  • Una presentación muy clara sobre  Literatura Universal francesa del XIX y XX de Gabriela Zatas De Lille

Literatura francesa siglos XIX y XX http://www.slideshare.net/gzayas/literatura-francesa-siglos-xix-y-xx-8603896

Leemos un clásico ” El Tio Goriot” de Balzac


Continuando con el ciclo de autores clásicos leemos a Honoré De Balzac y “El Tio Goriot”

TERTULIA: Día 30 de marzo a las 16.00h

Entrega: 23 de Febrero

Devolución:  30 de Marzo

Sinopsis: Papá Goriot (Le Père Goriot, también traducido al castellano como El padre Goriot o El tío Goriot) es una novela del escritor francés Honoré de Balzac escrita en1834 para la Revue de Paris y publicada en 1835 en forma de libro. Considerada una de las obras más importantes del autor, forma parte de las Escenas de la vida privada de la Comedia humana. En ella se analiza la naturaleza de la familia, el matrimonio, la estratificación y la corrupción en la sociedad parisina durante la Restauración francesa a partir del drama vivido por personajes como papá Goriot -el hombre que muere en la miseria y rechazado por sus hijas luego de haber sacrificado todo por ellas-, Eugène Rastignac -el joven cándido y ambicioso que aspira a formar parte de la alta sociedad-, los otros pensionistas en la Casa Vauquer y damas de la alta sociedad como la señora de Bauseánt o las hijas de Goriot.

Personajes: 

Eugène de Rastignac Personaje principal. Vive en la pensión Vauquer. Un joven estudiante con grandes ambiciones pero con fuertes valores morales que lo detienen de alcanzar sus propósitos de forma ilícita.

Papá Goriot: Personaje principal. Hombre viudo de más de 60 años, padre de dos hijas que están casadas con dos aristócratas de la sociedad parisina. Sacrificado y entregado únicamente para los caprichos de sus hijas, entregó todo su capital para sus dotes y se redujo a la soledad y miseria. Hombre bueno y honrado que no perjudicaba a nadie y que nunca hizo mal alguno, solía ser un astuto vendedor de pastas que vivía de su pensión. Era el hazmerreír de los inquilinos de la pensión Vauquer

Vautrin: Personaje secundario de gran peso. Vive en la pensión Vauquer. Hombre de más de 40 años, robusto y de carácter impenetrable que representa el mayor crítico del contrato social. Es una especie de héroe antagonista que promulga varios discursos claves en la novela que cuestionan los valores del joven Eugene y de la sociedad en general. Solía ser delincuente, ahora administrador del capital de presidiario. De carácter fuerte y astuto, difícilmente de penetrar en sus pensamientos. También conocido como “el burlador de la muerte”

Delphine y Anastasie: Personajes secundarios. Hijas de Papá Goriot. Vanidosas y superfluas. Existe una fuerte rivalidad entre las hermanas y ambas exprimieron a Papá Goriot hasta dejarlo sin nada.

Señora de Bauseánt: Personaje secundario. Importante icono de la moda en la sociedad parisina. Prima lejana de Eugene. De sentimientos nobles y bondadosos que debe someterse a una paulatina esclavitud moral para ocultar sus debilidades sentimentales. Introduce a Eugene en la alta sociedad y se convierte en una mujer admirable para el joven.

Señora Vauquer : Personaje secundario. Dueña de la pensión donde se desarrolla la historia; mujer viuda y mayor de 50 años, sin criterio moral, negociante mezquina.

Srta. Michonneau: Personaje Secundario. Vive en la pensión Vauquer. Una mujer arruinada física y económicamente, cuyo pasado pareciera haber sido bastante disoluto, y que ahora refugia su humillación viviendo pobremente. Se convierte en personaje clave de la historia de este grupo al denunciar y entregar a la policía al Sr. Vautrin, cuyo nombre verdadero es Jacques Collin.

Sr. Poiret: Personaje secundario. Vive en la pensión Vauquer Un personaje intrascendente que acompaña y cuida a la Srta. Michonneau.

Srta. Victorine: Personaje secundario. Está enamorada de Eugène. Hija no aceptada de un acaudalado personaje. Vive junto a su en la pensión Vauquer. Su padre le niega la parte que le corresponde de su legado, en beneficio de su otro hijo, varón, por lo que la pobre joven vive prácticamente en la miseria.

Honoré De Balzac: (Tours20 de mayo de 1799 -París18 de agosto de 1850) fue un novelista francésrepresentante de la llamada novela realista del siglo XIX.

Biografía, novelas…en Wikipedia

Trabajador infatigable, elaboró una obra monumental, laComedia humana; ciclo coherente de varias decenas de novelas cuyo objetivo es describir de modo casi exhaustivo, a la sociedad francesa de su tiempo; según su famosa frase, hacerle “la competencia al registro civil”.

Exito literario:

En 1829, a la edad de 30 años, y acosado por los acreedores, encuentra por casualidad un episodio de laGuerra de los Chuanes con el que se siente especialmente inspirado. Influido por la obra de Walter Scott, decide novelar el episodio, para lo cual recurre a uno de las personas que lo vivieron, el anciano general de Pommereul, viejo amigo de su padre a quien, esperando huir de sus acreedores de París, visita en Fougéres.27 En esa localidad completa la novela, cuya calidad, muy por encima de los folletines que había producido hasta entonces, le anima a firmarla con su nombre.28 La novela, que parece inicialmente con el título de El último chuan(posteriormente la revisaría y volvería a publicar como Los Chuanes), se vende mal, pero le permite llamar la atención. En unos pocos años se convierte en el personaje de moda y en el autor más prolífico de París. Su asombroso rendimiento se debía a su hábito de escribir alrededor de 15 horas diarias, en la tranquilidad de la noche, y bebiendo litros de café negro. Lo hacía en completo aislamiento, por lo que la crítica se ha cuestionado tradicionalmente de dónde podía obtener el autor el aluvión de datos de todo tipo (sociedad, economía, sucesos, habladurías…) que saturan sus novelas.

Sus primeros verdaderos éxitos ante el público datan de 1831, cuando aparece La Peau de chagrin, que aparece en la Revue de Paris. Esta novela, de carácter semifantástico, recibiría el elogio de la crítica (entre ellos, el anciano Goethe) y del público, y sellaría así el prestigio literario de Balzac. Entre otras curiosidades, es la primera novela en la que se le ocurre hacer reaparecer a sus personajes de una novela anterior.

En 1832 concibe por primera vez la idea de crear una serie de novelas interralacionadas que retraten a la sociedad de su tiempo. Estas novelas, que integrarán las Scènes de la vie privée, serán el germen de la gran obra de Balzac, la Comédie Humaine (La Comedia Humana). Dentro de las escenas se incluyen sus grandes éxitos de la década de los años treinta, como Eugénie Grandet (1833), que será el primer gran éxito de ventas;29 y Le Père Goriot (1835), una de sus novelas más famosas. Durante esta década Balzac, pese a conocer un éxito sin precedentes, se ve acosado por problemas económicos originados por los ruinosos negocios en los que invierte: compra unas antiguas minas romanas en Cerdeña, creyendo que se había encontrado una nueva veta de oro en las mismas, e incluos llega a visitarlas, volviendo a París presa de un gran entusiasmo que pronto se trunca al ver que ha sido engañado.30

“El Tio Goriot” en pdf  http://biblioteca.vitanet.cl/colecciones/800/840/843/goriot.pdf

Leemos “Rojo y negro”


“Rojo y negro” de Sthendal en el Club de Lectura

Entrega: 26 de Enero

Devolución: 1 de Marzo

Sinopsis: Rojo y negro está protagonizada por Julian Sorel, hijo de un carpintero del pueblo ficticio de Verrières. Narra los esfuerzos de Julian por ascender de condición social pese a su juventud, diciendo a los demás lo que quieren oír y haciendo lo que desean verle hacer.


Sthendal
Henri-Marie Beyle (Grenoble23 de enero de 1783 –París23 de marzo de 1842), más conocido por su seudónimo Stendhal, fue un escritor francés del siglo XIX.

Valorado por su agudo análisis de la psicología de sus personajes y la concisión de su estilo, es considerado uno de los primeros y más importantes literatos delRealismo. Es conocido sobre todo por sus novelasRojo y negro (Le Rouge et le Noir1830) y La cartuja de Parma (La chartreuse de Parme1839).

Leemos “La mujer rota” de Simone de Beauvoir


Los autores clásicos llegan al Club de Lectura de la mano de Simone de Beauvoir con “La mujer rota” 


Entrega: 29 de Diciembre

Devolución: 26 de Enero

Sinopsis: El volumen La mujer rota está compuesto por tres relatos que aborbdan las vidas de tres mujeres que por una u otra razón se hallan, en determinado momento de sus vidas, en un callejón sin salida. “Me siento solidaria de las mujeres que han asumido su vida y que luchan por lograr sus objetivos; pero eso no me impide –al contrario- interesarme por aquellas que, de un modo u otro, han fracasado, y por esa parte de fracaso que hay en toda existencia”, dice al respecto de Beauvoir.
Así, el primero de los tres relatos, La edad de la discreción, la protagonista tropieza con la fatalidad inevitable de la edad. Ve disolverse sus posibilidades junto a los ideales de su juventud , está resignada a la compañía vacía de su marido, con quien está sujeta a vivir esta última aventura que es envejecer, sin tener elección. El segundo y más breve relato, Monólogo, es el desahogo de una mujer a la cual el egoísmo ha dejado sola y resentida para con todos quienes alguna vez estuvieron a su lado. El tercer relato, La mujer rota, es en sí mismo una nouvelle, la historia de una mujer desgarrada frente a la infidelidad de su marido. Al perder su amor y verlo alejarse sin remedio, se da cuenta del error que cometió al construir su vida basada en la dependencia conyugal, perdiéndose a sí misma por el camino

Biografía: Simone de Beauvoir: (París9 de enero de 1908 -14 de abril de 1986), fue una novelista y filósofafrancesa. Escribió novelas, ensayos, biografías y monográficos sobre temas políticos, sociales y filosóficos. Su pensamiento se enmarca dentro del existencialismo y obras comoEl segundo sexoson elementos fundacionales del feminismo. Fue pareja del también filósofo Jean Paul Sartre.

En 2008 se creó en su honor el Premio Simone de Beauvoir por la Libertad de las Mujeres, más conocido simplemente como Premio Simone de Beauvoir

Enlaces: Para más información sobre la autora, se la puede visitar:

Leemos “Rendición o hambre”


Leemos “Rendición o hambre : viajes por Etiopía, Sudán, Somalia y Eritrea” de Robert D. Kaplan

"Rendicion o hambre" de Robert D. Kaplan

Entrega: 25 de noviembre

Devolución: 29 de Diciembre

Sinopsis: 

En “Rendición o hambre”, el reconocido periodista Robert Kaplan revela las líneas de falla del Cuerno de África, que ha emergido como una parte del mundo crucial en la actual guerra de los Estados Unidos contra el terrorismo.

Con sus crónicas desde Etiopía, Sudán, Somalia y Eritrea, el autor examina los hechos que se ocultan detrás de la hambruna que devastó la región en la década de 1980, explorando los conflictos étnicos, religiosos y de clase que resultan cruciales para comprender la región en la actualidad.

“Este vívido relato narra de manera convincente una realidad que, como argumenta el autor, fue olvidada casi por completo por diplomáticos, medios de comunicación y miembros de las organizaciones de ayuda humanitaria ocidentales. Kaplan dibuja una horrorosa estampa de trágica crueldad”. Foreign Affairs.

Robert D. KaplanRobert D. Kaplan: Robert D. Kaplan es periodista, analista político, escritor y viajero estadounidense, colaborador de la prestigiosa revista The Atlantic Monthly y autor de varios libros de viajes y política internacional, entre los que cabe destacar “Fantasmas balcánicos”, elegido como uno de los mejores libros de viajes por The New York Times y publicado por Ediciones B, al igual que “Viaje al futuro del imperio”, “La anarquía que viene”,” Rumbo a Tartaria”,” El retorno de la antigüedad”, “Soldado de Dios”,” Invierno mediterráneo”, “Rendición o hambre” y “Gruñidos imperiales”.

Escribe controvertidos ensayos sobre la naturaleza del poder estadounidense abriendo debates académicos y periodísticos y en las más altas instancias del gobierno. Es tema habitual en su obra la reemergencia cultural e histórica de las tensiones suspendidas temporalmente después de la Guerra fría. En marzo de 2008 fue designado senior fellow del Center for a New American Security en Washington. Fue corresponsal en varios países durante conflictos armados y consultor de las Fuerzas Especiales del Ejército estadounidense. Es frecuentemente invitado a discutir asuntos mundiales y geopolíticos con generales y almirantes.

 

 


Leemos “Venecia” de Jan Morris


El club de lectura de paseo por “Venecia” de la mano de Jan Morris

Entrega: 3 de Noviembre

Devolución: 24 de Noviembre

Sinopsis: [páginas 296-398]

Venecia es un lugar de materiales voluptuosos, sus edificios tienen incrustaciones de mármoles y pérfidos diversos, de cipolina, verde antiguo, jaspe, mármol griego, granito pulido y alabastro. Se envuelve en tejidos suaves y seductores, como las sedas que Wagner colgaba en sus dormitorios y los terciopelos, adamascados y satenes que los mercaderes traían de Oriente, en los tiempos en que las delicadezas orientales más fastuosas pasaban por allí envueltas en una nube de especias. Cuando la lluvia riega las fachadas de mármol de la Basílica, hasta las losas parecen cubrirse de un brocado que corta la respiración. Incluso las aguas de Venecia parecen a veces seda recamada, como el suelo de la Piazza, que se diría blando y flexible cuando lo alumbra la luna. Hasta el propio barro es como un seno materno, como ungüento balsámico.

Pero además, el atractivo de Venecia radica también en el movimiento. Venecia ha perdido su encanto sedoso de ensueño, pero su movimiento es todavía tranquilizador y seductor. Sigue siendo una ciudad variopinta, trémula y titilante, donde la luz del sol riela suavemente bajo los puentes y las sombras cambian a lo largo de los paseos. El movimiento de Venecia no tiene nada de brusco ni brutal. La góndola es un vehículo de locomoción hermoso, las embarcaciones más pequeñas del canal avanzan con un delicado staccatato y muchas veces se ve la parte superior de un crucero pasando majestuosamente por detrás de las chimeneas. En Venecia, desde muchos sitios, mirando al otro lado del canal, se ve moverse a la gente un momento por entre los arcos de una arcada y parece que avancen con suavidad, sin esfuerzo; de vez en cuando, una anciana pasa como deslizándose, envuelta en chales negros con borlas; otras veces, un sacerdote pasa en silencio con un revuelo acuoso de sotanas. Las mujeres venecianas se mueven con la gracia de los barcos, mecidas solamente por el suave bamboleo de los tobillos. Los monjes y las monjas de Venecia pasan por las calles fugazmente, sin ruido, como si debajo de los hábitos no tuvieran pies o avanzaran en un práctico estado de levitación. Los policías de la Piazza se pasean con lentitud, sin esfuerzo, magistralmente. Las velas de la laguna dejan pasar los largos días ociosamente, quietas en el horizonte. El sacristán principal de la Basílica, cuando ve a una mujer en pantalones o con vestido sin mangas acercándose al templo, levanta su vara de plata con un ademán de despido magistralmente calmoso y, lentamente, por debajo de la escarapela, sacude de un lado a otro la cabeza del bedel conocedor del mundo. La multitud pulula por las estrechas calles comerciales con una animación relajada y aduladora; en invierno, es agradable sentarse en un bar caldeado y mirar por la ventana el desfile de paraguas, unos altos, otros bajos, que maniobran o se empujan con cortesía buscando su sitio, que suben, bajan o se ladean para encajar entre los demás como un fragmento de mosaico o un engranaje de piñones.

Y, como último análisis, la gloria de Venecia reside en el hecho incontestable de Venecia misma: en la singularidad y el brillo de su historia, en la anchurosa y melancólica laguna que la rodea, en el intrincado esplendor marino que la ha convertido, hasta el día de hoy, en única entre las ciudades. Cuando por fin dejas atrás esas aguas, guardas el sombrero de paja y sales al mar, el hechizo de Venecia se te queda pegado en la mente, el olor a barro, incienso, pescado, tiempo, porquería y terciopelo se te queda pegado a la nariz, el suave chapaleo de los canales secundarios se te queda pegado a los oídos y, vayas donde vayas en tu vida, en alguna parte notarás, por encima del hombro, una presencia rosa, almenada, temblorosa: las cúpulas, las jarcias y los pináculos retorcidos de la Serenísima.

¡Te espera el romanticismo! ¡Te espera el vino oscuro y voluptuoso de Venecia! No te extrañe que el marido de George Eliot se cayera al Gran Canal.


Jan Morris: (Clevedon, Somerset, 1926) Escritora, periodista y viajera británica de amplio reconocimiento internacional. Además de una pródiga carrera en la literatura, fue militar y corresponsal de guerra, y sus innumerables viajes, que trasladó a sus libros, la llevaron a coronar la cima del Everest.

Jan Morris nació varón. Desde muy joven, y tal como ella ha explicado en numerosas ocasiones, se sintió “una mujer atrapada en el cuerpo equivocado”. Estudió en el Lancing College de Sussex. Ya en la adolescencia demostró que le interesaba el periodismo y trabajó para el diario Bristol’s Western Daily News.

En esa época vivió el estallido de la II Guerra Mundial. Decidió alistarse e ingresó en la prestigiosa academia militar británica de Sandhurst. Allí se graduó como oficial de inteligencia y se incorporó al servicio activo en los instantes finales de la contienda. Por aquel entonces James fue destinado a Palestina (bajo mandato de Gran Bretaña durante esos años) e Italia.

Sus años como militar fueron duros, ya que allí tuvo que ocultar que se sentía mujer. Como ha definido en alguna ocasión, “me sentí como un espía en un cortés campo enemigo”. Pero su estancia en el ejército le despertó el instinto viajero al visitar con su regimiento diversas partes del mundo, como Oriente Medio, Malta o Austria.

Permaneció en el ejército hasta 1949. Ingresó entonces en Oxford para estudiar filología inglesa y volvió a las labores periodísticas al participar como editor de la revista de los estudiantes. Ese mismo año se casó con Elizabeth Tuckniss, con quien tendría cinco hijos (uno de ellos fallecería al poco de nacer) y con quien ha compartido toda su vida desde entonces, aunque por ley están divorciados.

Tras finalizar sus estudios en Oxford, Morris entró a trabajar para el prestigioso periódico The Times. El diario le mandó cubrir la expedición de John Hunt al Everest, y Morris se apuntó una de las grandes exclusivas del siglo XX cuando anunció la coronación de la cima en 1953.

Tras este éxito profesional trabajó una temporada en The Guardian. En estos años, y aprovechando su experiencia como corresponsal, empezó a escribir los primeros ensayos y libros de viajes, como The Market in Seleukia o Coronation Everest. Conoció por aquel entonces a personajes tan influyentes como el Che Guevara, el cazador de nazis Simon Wiesenthal o el sultán de Omán, al tiempo que cubriría acontecimientos destacados como el juicio al dirigente nazi Adolf Eichmann en 1961.

Pero a mediados de la década de 1960 abandonó la carrera periodística, ya que consideraba que le había sacado todo el jugo, y decidió dedicarse plenamente a escribir libros. Había obtenido un gran éxito de crítica con el libro de viajes Venecia, por el que recibió el premio Heinemann. Morris siempre ha dicho que la ciudad de los canales es uno de sus lugares preferidos para viajar, la considera una ciudad “con miles de imágenes que cristalizar” y siempre se ha rendido a su aire melancólico de viejo imperio.

Otra de sus grandes obras sobre viajes fue Ciudades, publicada en 1963 y que recogía numerosos artículos publicados en diversas revistas y diarios como Rolling Stone o The New York Times. En 1964 publicó un libro de viajes por España, tras haber recorrido todo el país con su esposa y uno de sus hijos en una furgoneta. Asimismo, fueron los años en los que decidió por fin sentirse bien consigo mismo y realizar el tan ansiado cambio de sexo.

Morris afrontó el reto de cambiar de sexo a la vez que despegaba en su carrera literaria. Comenzó un tratamiento de hormonas de estrógenos a finales de la década de 1960 y recibió el apoyo incondicional de su esposa. Mientras, también comenzó a escribir la trilogía Pax Británica, un ensayo histórico sobre el auge y la caída del Imperio Británico. Sus tres partes fueron publicadas en 1968, 1973 y 1978, respectivamente.

En 1972 pudo someterse a la operación de cambio de sexo. Tuvo que realizarla en Casablanca, Marruecos, ya que los médicos británicos le desaconsejaban hacerla mientras no rompiera la relación con su pareja. Pero Morris se negó a hacerlo, ya que la relación entre ambos era muy buena, y siempre ha agradecido el apoyo que recibió de Elizabeth.

James Morris contactó con el cirujano francés George Burou, un experto de reconocido prestigio en la materia, y aceptó llevar a cabo la operación. A pesar de la dureza de la intervención, que la propia Morris definió como una violación sangrienta, por fin tuvo el cuerpo que desde tan joven había deseado. Cambió su nombre por el de Jan.

Relataría estas experiencias en un libro autobiográfico conmovedor: Conundrum (El enigma, 1974). Su visita a Casablanca, afirmó, fue como la visita a un mago: “Yo me veía como un personaje de cuento de hadas a punto de ser transformado. ¿De pato a cisne? ¿De sapo a príncipe? Era más mágico que cualquiera de aquellas transformaciones, me respondí: de hombre a mujer. Ésa era la última ciudad que vería como hombre”. Sin embargo, no todo el mundo vería con buenos ojos la historia autobiográfica que explicaba, incluidos algunos críticos literarios.

A pesar de estos momentos de incomprensión, Morris supo reponerse y continuó escribiendo. En la década de 1970 siguió con sus relatos sobre viajes, entre los que destaca Lugares, una compilación de ensayos sobre lugares tan diferentes e interesantes como la India, Irlanda, Malta, Capri o Fidji. También continuó con su pasión por Venecia y en 1980 publicó El Imperio veneciano, un repaso al esplendoroso pasado de la ciudad italiana, que tanto fascina a Morris. La década de 1980 le reportó uno de los momentos de mayor creatividad literaria. Publicó Wales: The First Place (1982) y The Matter of Wales (1984) sobre su amada tierra natal, de la que siempre se ha sentido tan orgullosa.

En 1985 dio el salto a la novela, pero sin perder de vista su espíritu viajero. En esa fecha publicó Last Letters from Hav, en la que recreaba una ciudad imaginaria, Hav, que reunía características de los diversos lugares que había visitado a lo largo de su vida y por la que la imaginación de la escritora hacía desfilar a personajes históricos tan dispares como Marco Polo o Adolf Hitler. Veintiún años después publicó una segunda novela también dedicada a este imaginario lugar: Hav.

La historia siempre ha sido una constante en la producción literaria de Morris, y en numerosas ocasiones ésta ha convivido con los relatos de viajes. Buena muestra de esta fusión es Destinations (1980), obra en la que viaja a lugares en momentos de especial relevancia, como por ejemplo Washington durante el Watergate o El Cairo durante los conversaciones de paz entre israelíes y egipcios. Ocho años después publicó Hong Kong, donde volvió a mostrar su interés por los ocasos imperiales, al describir el ambiente de la ciudad asiática cuando la presencia británica se acercaba a su fin.

En un terreno más puramente histórico publicó una biografía del almirante lord Fisher, creador de los acorazados modernos para la Royal Navy, un personaje al que Morris siempre ha admirado porque “no le importaba lo que los demás pensasen de él, era brillante en su oficio, iconoclasta y egocéntrico; la más brillante personalidad de la marina británica desde lord Nelson”. También dedicó una biografía al presidente estadounidense Abraham Lincoln, Lincoln: A Foreigner Quest.

Desde finales de la década de 1990, Morris ha cultivado su pasión por su Gales natal y su cultura. Ha recibido el reconocimiento de sus compatriotas, con sendos doctorados honoris causa por las universidades de Gales y Glamorgan. En ocasiones se ha definido como republicana y nacionalista galesa. En 2002 publicó La casa de una escritora en Gales, donde explicaba su decisión de vivir en la casa rural de sus antepasados y reflexionaba sobre el significado de ser galés. En 2007 publicó Un mundo escrito, una autobiografía a través de estampas recogidas durante medio siglo en el marco de sus viajes por el mundo.

Para más información sobre la autora, se  puede visitar http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/morris_jan.htm

En la biblioteca: Podéis encontrar “Lecciones de olvido” y “Las nueve caras del corazón” de la autora y la revísta “Que leer”

El Club se reunirá el jueves 3 de noviembre a las 16.00h


La tertulia se pasa al dia 3 de noviembre a las 16.00h

La tertulia del club de lectura sobre “El vagón de las mujeres” de Anita Nair será el jueves dia 3 de noviembre.

Debido a que nuestra coordinadora del Club de Lectura Nerea Serrano no puede acudir más a las sesiones del Club, la coordinación del Club se hará por parte de la bibliotecaria de Roncal. Como cambiamos la fecha de las tertulias para que Nerea pudiese acudir, al continuar esta sin poder tomar parte en ellas, volvemos a las fechas que manteníamos en las ediciones anteriores, el último jueves de cada mes.

En esta ocasión, como el jueves dia 27 de octubre la biblioteca va a permanecer cerrada, pasamos la tertulia al jueves siguiente dia 3 de noviembre.

Disculpad las molestias y desde aqui, dar las gracias a nuestra anterior coordinadora Nerea Serrano por su apoyo y labor estos 2 últimos años y esperamos seguir viéndola por la biblioteca cuando visite nuestro valle.

¡¡¡Muchas gracias y hasta siempre Nerea, te vamos a echar de menos!!!